martes, 13 de septiembre de 2011

Decepción;



 Según la rae, pesar causado por un desengaño.
Pero a mí me parece "errónea" la definición. Es imposible definir con tanta precisión un sentimiento, y menos uno así. Para mi la decepción no se define con palabras, se define con hechos; para mí estar decepcionado es sentir como te arde el alma por dentro al recordar algo que tanto ansiabas y no conseguiste; es el ver que alguien te falla después de haber movido Tierra y Cielo por esa persona; es darte cuenta de que la gente no es como piensas; es confiar o defender a alguien que aún tú creyendo que lo haría a la hora de la verdad no te defiende, ni siquiera se detiene para escucharte a ti hacerlo; es sentir como algo se te escapa de las manos y tú no lo retienes, aún teniendo el poder de hacerlo, aún así, lo dejas marchar; es ver cómo la gente te da la razón y luego se olvidan de ello; es jurarte recordar siempre ese momento, y pasado unos días no saber que tenías que guardar en tu memoria; es eso que ahora mismo nos está pasando, eso por lo que tanto hemos dado y ahora no se obtienen recompensas. Es rabia, dolor, frustración, mediocridad, impotencia, traición, falsedad, desmoralización, mentiras, palabras... Vosotros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario