jueves, 22 de septiembre de 2011

Ríete de los problemas



Hay dos tipos de personas en el mundo: Los que ven problemas y los que no. Los problemas existen porque nosotros queremos, no son reales ni tampoco nos son impuestos. Algo se convierte en  problema, desde que nosotros le damos ese sentido. Los problemas los creamos nosotros, no vienen solos como muchos dicen por ahí.  ¿Tienes un problema? ¿Sabes realmente cuál es? Y si lo sabes, ¿Por qué lo sigues viendo como un problema? Tú, sí, tú solito puedes hacer que algo deje de ser un problema. ¿Qué hay una dificultad en tu camino? ¡Adelante! Si sabes cuál es el problema, sabrás cuál es la solución. Y ahora me dirás, ¿Y si no la sé? Si no la sabes, entonces es que realmente te has equivocado de “problema”, y si no sabes cuál es realmente el problema, entonces ¿dónde está el problema? ¡El problema no existe! Todo es tan sencillo como eso, todo lo que nos rodea es fruto de nuestros pensamientos. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario