sábado, 26 de noviembre de 2011

Echar de menos



Sentir la ausencia y el vacío; ver un hueco, que aunque antes ya era inexistente, ahora te parece horriblemente necesario; mirar cómo pasan las horas ante ti, y tú sigues ahí, sentado esperando a que vuelva, o simplemente llorando porque nunca lo hará; pensar en esas palabras que antes te decía, y ahora no volverás a oír, no de la misma manera, no con el mismo tacto, ni con las mismas ganas, ni con el mismo efecto; recordar aquellas “mariposas” llamadas felicidad que te recorrían entero, de pies a cabeza, sin darte tregua; volver a memorar aquella sonrisa estúpida, pero preciosa, aún si ha sido la más falsa; ver un coche, un mismo movimiento de pelo, la misma sonrisa... y girarte para seguirla; notar el choque del pasado con el presente, recuerdo tras recuerdo, momento tras momento, mirada tras mirada, abrazo tras abrazo; ausencia y más ausencia… Es ver como se te escapa de las manos algo que ni siquiera has tenido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario