sábado, 26 de noviembre de 2011

El mejor



Puedo tenerle miedo a miles de cosas, pero hoy, hoy no he temido a ninguna de ellas; ni la soledad, ni el dolor, ni la oscuridad, ni la muerte, ni la vida. Pero ha llegado el momento que siempre me ha asustado, ahora me he dado cuenta, hace tan solo unos minutos, que te temo a ti. Temo olvidarte, porque eres peor que cualquier otro miedo, tienes poder sobre mí, el suficiente como para hacerme daño, y a la vez quiero “sufrir” por ti. Pero no quiero olvidar quién fuiste, quien eres, ni los escasos momentos que hemos tenido, fechas, lugares, palabras; no quiero dejar de recordarte nunca, porque también sé que no podré dejar de hacerlo. No quiero olvidarme de todos esos recuerdos inexistentes, ya que si los olvido, me olvidaré de todo el daño que me has hecho, y eso no está bien. Tampoco es bueno ser rencorosos, pero tenemos que hallar el equilibrio perfecto y si nos quedamos solo con lo bueno todo sería demasiado irreal, o deprimente, dado que bueno tenemos poco. Y ya no importa dónde estés, si lejos o cerca, no importa verte o no, sólo quiero que no te vayas, quiero sentir que no me has dejado atrás; quiero que, aún si necesidad de hablar, me enseñes a parecerme un poquito más a ti, igual de fría. Y es que no tengo miedo a dejar de verte, tengo miedo a olvidar que durante años te he visto. No tengo miedo a no vivir cerca de ti, tengo miedo a olvidar lo que se sentía cuando lo hacía. No tengo miedo a no volverte a ver sonreír más, tengo miedo a olvidarme de tu risa. No tengo miedo a no volver a sentir tus brazos, tengo miedo de olvidarme de ese calor. No tengo miedo a estar sola, tengo miedo a olvidar que era tu compañía. Hoy no quiero olvidar. Hoy el pasado es el presente. Hoy no “fuiste”, hoy eres la mayor dificultad con la que me he topado en la vida. Ríe, desde donde quiera que estés, no dejes nunca de hacerlo, no dejes de tener esas ansias de dureza, esas ganas de, aún cerca del final, querer ser el mejor.
Porque al fin lo has conseguido. Eres mi mejor dolor, amigo

No hay comentarios:

Publicar un comentario