sábado, 26 de noviembre de 2011

Gran día



Ya me cansé de verdades a medias, y mentiras enormes. También me cansé de ver ciertas caras todos los días y fingir que estoy de puta madre, y de estar como una mierda cuando no las veo. Me cansé de que me hierva la sangre al oír ciertas cosas, y de que me tome demasiado bien otras. De no ser perfecta, de quejarme por ello. De no perdonarle, de querer hacerlo. Me cansé de ilusionarme con estúpidas promesas, de no creerme cosas sinceras. Me cansé de no entender por qué coño me quieren joder, y de decir que me da igual cuando podría escuchar una explicación. Me cansé de ser pura indecisión, y de estar demasiado segura otras veces. Me cansé de dejarme llevar por las opiniones ajenas, y de no poder ser manejada por alguien cuando quiero. Me cansé de oír que llamará, y de esperar como una idiota esa maldita llamada. Me cansé de quejarme de la vida y de todos estos putos días. Porque hoy es un gran día, un gran día de mierda.

No hay comentarios:

Publicar un comentario