sábado, 26 de noviembre de 2011

Y lo haré



Es normal que algunas veces al pensar en ti sienta ese gran vacío, porque existe la nostalgia por ese recuerdo que jamás se olvida, aunque nunca lo hayas vivido, ya que a pesar de echar de menos algo, no siempre ese algo a formado parte de tu vida, al menos no de forma directa; como tú. Pero hoy me he prometido no llorar, hoy me juré tatuarme esa estúpida sonrisa en la cara cada vez que te vea, por el bien de los dos. A pesar de no saber realmente si quiero hacerlo, no sé si quiero verte. Hoy, prefiero intentar parecerme a ti (porque esa ha sido siempre mi función, supongo), intentar parecer fuerte, porque aunque no te lo creas, yo sé que no lo eres. Hoy procuré sentirme bien al recordar tu nombre, porque no sé qué es lo que quieres que sea, pero estoy segura de que no te lo oiré decir, tampoco me dirás que sea alguien importante, buena, cariñosa; no eres el mejor ejemplo; pero aún así siempre intentaré que te sientas orgulloso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario