miércoles, 28 de marzo de 2012

Vive siendo consciente...

de que siempre van a lastimarnos y no por ello significa que nos quieran menos, simplemente que no todos sabemos cómo hacerlo. Vive siendo consciente de que a veces, la vida no tiene un sentido exacto ni tampoco un rumbo definido, pero te juro, te aseguro que vale la pena vivirla. Vive siendo consciente de que el hecho de que hagamos cosas mal, no quiere decir que seamos malos. Vive siendo consciente de que nadie tiene el derecho suficiente para infravalorarnos, tratarnos mal o desprestigiarnos, pues ni siquiera nosotros mismos podemos hacerlo. Vive siendo consciente de que con el orgullo no se llega a ningún lado y es preferible aparcarlo unas cuantas veces a quedarnos llenos de él pero sin nadie por quién perderlo cuando comprendamos que esto es, en ocasiones, un paso necesario. Vive siendo consciente de que no todo el mundo va a querernos, pero eso no significa que no puedan llegar a hacerlo. Vive siendo consciente de que una sonrisa, aunque nosotros no la necesitemos, a otros le alegrará el día. Vive siendo consciente de que la vida se puede mirar desde demasiados prismas y no siempre el nuestro es el correcto. Vive siendo consciente de que aunque nos pongamos en la piel del otro, no todos los fallos de los demás son justificables, pero todo el mundo deseamos oír un “estás perdonado”. Vive siendo consciente de que la vida es demasiado corta como para perderla con enfados tontos y rencores mal acumulados. Vive siendo consciente en todo momento de que eres perfecto, aunque esa perfección este compuesta por miles de desperfectos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario