lunes, 2 de abril de 2012

No es tan facil



Es muy fácil soltar un te quiero y ser tan sumamente buen mentiroso que hasta se llega al punto de creérselo uno mismo, pero lo verdaderamente difícil comienza cuando sientes cada una de las letras que lo forman como si estuviesen grabadas a fuego en ti y no sabes cómo decirlo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario