viernes, 26 de abril de 2013

Cosas que salen sin pensarlas



Verás papá, hoy ha sido un día extraño y como cada viernes en el que me sobra tiempo, me paro y examino mi semana. Estando tan lejos, todo se ve tan distinto y raro… Pero te juro, te aseguro, que me encantaría poder contarte cara a cara lo orgullosa que estoy y lo mucho que me fascina hacer lo que hago. Me he dado cuenta de que no hay mejor sensación que hacer lo que te apasiona, lo que te vuelve loca sin pensarlo demasiado, porque solo así las cosas salen solas. Poco a poco los meses van pasando, y sé que pronto serán años pero ya no pienso que son días que nos separan porque tú nunca te has ido de mi lado, y eso es algo que ambos sabemos. No me hacen falta las palabras para sentir tu apoyo, porque sé que mientras sea feliz, lo tengo. Me hacéis tan feliz… Jani, mamá y tú sois mi mayor tesoro y juro que muy dentro de mí os conservo.  Y quiero haceros partícipes de mi paz interna porque sin vosotros no sería posible.

Pues solo era eso, solo era para que supieras que os quiero, para agradecerte, agradeceros, todo lo que habéis hecho por mí, por hacerme ser lo que hoy soy y por sobre todo estar presentes en cada momento. Gracias de nuevo y que sepas que aquí, muy dentro, te llevo. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario